Seguro de robo

Persona sosteniendo bolsas con dinero

¿Qué es el seguro de robo y qué cubre?

Es el seguro que protege el valor o costo de las pertenencias de una persona, en caso de ser hurtadas.

Por lo general la cobertura de robo no se comercializa de manera independiente, razón por la cual, está acompañada de otros tipos de coberturas, como por ejemplo la de daño total del bien.

Existen varios bienes que pueden ser asegurados, por ejemplo:

- Equipos electrónicos como celular, computador, reloj inteligente, consola de videojuegos, tablet, etc.
- Medios de transporte alternativos como bicicleta o monopatín.
- Retiros en cajeros automáticos.
- Muchos otros.

Dependiendo del producto asegurado, la compañía de seguros devolverá un porcentaje o la totalidad del valor de los bienes perdidos a causa del hurto. Por ejemplo, hay algunos seguros de robo de celulares que devuelven el 70% del valor total del equipo, pero hay otros que devuelven hasta el 100% del valor.

¿A quién está dirigido?

En Colombia el seguro de robo está dirigido a toda persona que quiera proteger sus objetos personales de ser hurtados o del daño total, siempre y cuando se contrate alguna de las dos coberturas.

¿Dónde comprar este seguro?

El seguro de robo se puede adquirir en el lugar donde se compraron los bienes u objetos, es decir en tiendas, grandes superficies o en establecimientos que también comercialicen este tipo de seguros como las aseguradoras o los intermediarios de seguros.

Por ejemplo, Manuel necesita un celular que le permita estar comunicado con sus compañeros de trabajo, por ende, se dirige a un establecimiento de cadena y adquiere el celular. El asesor que lo atiende le ofrece un seguro de robo y/o daño total para el celular que acaba de adquirir, y que puede ser comprado en ese mismo momento por Manuel. Con este seguro, podrá proteger el valor del celular en caso de hurto.

Para el caso del dinero que se retira en cajero automático, el seguro se puede adquirir en el instante en que se está haciendo la transacción. Por ejemplo, María se dirige a un cajero automático a retirar el dinero que necesita para pagar el alquiler del lugar donde vive y mientras realiza la transacción, el cajero le da la opción de asegurar el retiro que está haciendo.

¿De qué depende su costo?

Depende de lo establecido por cada compañía que ofrezca el seguro, por lo general se definen de acuerdo con el nivel de riesgo al que se encuentran expuestos dichos bienes.

Por ejemplo:

-El seguro de robo para celulares se encuentra desde $5.000 mensuales y hasta $100.000.
-El seguro para medios de transporte alternativos como bicicleta o monopatín normalmente corresponde a un porcentaje del valor del objeto a asegurar, este porcentaje se pacta previamente con la aseguradora.
-El seguro de retiros en cajero automático va desde $2.300 por retiro y protegen montos desde $70.000 y hasta $2,7 millones.

¿Qué tiene en cuenta la aseguradora para determinar el pago del seguro?

- Que haya sido un robo (no una pérdida del bien). Razón por la cual, la denuncia ante la autoridad competente es fundamental al momento de reclamar el seguro.

- Las compañías también tienen en cuenta que no sea un fraude, pueden verificarlo. La aseguradora siempre va a partir de la buena fe del asegurado, pero si existe algún aspecto extraño en la reclamación, la aseguradora verificará y si es un fraude, será rechazada.

Recomendaciones antes, durante y después de comprar este seguro

Antes de adquirir el seguro, se recomienda preguntar en el lugar donde se adquiere el bien, si comercializan seguros que protejan el artículo que se acaba de adquirir. De igual forma, se recomienda comparar opciones de compañías que los comercializan de manera digital, mediante una búsqueda en internet.

Durante la compra, es importante informase sobre las coberturas y exclusiones que contiene el seguro. Para ello deberá solicitar el clausulado del seguro de robo.

Después de la compra, es necesario cerciórese de tener los datos de contacto (línea telefónica, canales virtuales, canales presenciales) de la compañía que le comercializó el seguro, por si requiere reportar un siniestro.