¿Qué es el seguro de hogar y qué cubre?

Con este seguro se protege la vivienda y sus contenidos ante la ocurrencia de diversos riesgos descritos en la póliza; brinda una cobertura básica en caso de incendio, terremoto, hurto, explosión, daños por agua y vientos fuertes, entre otros. Este seguro permite proteger el hogar ante los riesgos a los que está expuesto y garantiza que, en caso de incendio, hurto o cualquier otro hecho asegurado se podrán reponer los bienes adquiridos con tanto esfuerzo.

Algunas compañías ofrecen coberturas adicionales para los daños causados a equipo eléctrico y electrónico, como computadores, televisores, y la nevera, o protección para joyas, obras de arte y bicicletas, entre otros. Hay compañías que brindan servicios asistenciales de plomería, cerrajería, cambio de vidrios y hasta médico para el hogar.

¿A quién está dirigido?

Con este seguro se protege la vivienda y sus contenidos ante la ocurrencia de diversos riesgos descritos en la póliza; brinda una cobertura básica en caso de incendio, terremoto, hurto, explosión, daños por agua y vientos fuertes, entre otros. Este seguro permite proteger el hogar ante los riesgos a los que está expuesto y garantiza que, en caso de incendio, hurto o cualquier otro hecho asegurado se podrán reponer los bienes adquiridos con tanto esfuerzo.

Algunas compañías ofrecen coberturas adicionales para los daños causados a equipo

¿De qué depende su costo?

El costo de la prima de una póliza de hogar depende del valor asegurado, las coberturas contratadas, la ubicación de la vivienda y sus características, entre otros.

Recomendaciones antes, durante y después de comprar este seguro

Las compañías de seguros ofrecen una amplia variedad de opciones de cubrimiento para el hogar, a diferentes precios. Antes de adquirir un seguro se recomienda revisar las opciones que existen en el mercado y escoger la que mejor se adapte a las necesidades.

Algunas de las pólizas señalan de manera expresa las coberturas amparadas mientras que otras operan por exclusiones, es decir, que cubren todo lo que no esté excluido puntualmente. Se recomienda leer detenidamente la póliza, conocer el valor del deducible (la parte de la pérdida a cargo del asegurado) y verificar con la aseguradora las coberturas y las exclusiones.

En caso de siniestro, se deben tomar todas las medidas que estén al alcance para evitar la propagación del daño. Entre estas medidas está el llamado a las autoridades de atención de emergencias (bomberos, defensa civil, etc.). También se debe reportar a la aseguradora, lo antes posible, la ocurrencia del evento cubierto por la póliza.

Logo de Facebook live

Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito.

Invitados:

Ángela Huzgame, Directora de la Cámara de SOAT, Andrea Díaz, Subdirectora de la Cámara, Oscar Valverde, Abogado de la Cámara.