Seguro de automoviles

Par de manos cubriendo 2 vehículos

¿Qué es el seguro de autos y qué cubre?

Es un seguro que cubre al propietario de un vehículo por los daños o hurto del automotor, así como por afectaciones a otras personas o a sus bienes, en casos de accidente de tránsito. A diferencia del SOAT, este es un seguro voluntario.

La póliza de automóviles que se ofrece en el mercado colombiano está compuesta básicamente por tres coberturas: daños, hurto y responsabilidad civil (protección para daños ocasionados a otras personas). Adicionalmente, se ofrecen coberturas de asistencia jurídica, gastos de transporte del asegurado y vehículo de reemplazo. Algunas pólizas ofrecen asistencias complementarias como grúa en caso de varada, asistencia en viaje, o conductor sustituto cuando el asegurado no esté en condiciones de manejar.

¿A quién está dirigido?

El seguro de automóviles está dirigido a los propietarios de vehículos que desean proteger su patrimonio, pues cubre las pérdidas que se puedan generar en caso de que el automotor sea hurtado, sufra daños o cause perjuicios a otros. Cuando se compra un vehículo a crédito, el banco exige este seguro.

¿De qué depende su costo?

El costo de la póliza depende de variables técnicas, como el valor comercial del vehículo, la cobertura contratada, el precio de los repuestos, el valor de mano de obra de reparación, los indicadores de hurto y los beneficios adicionales que otorga la póliza, así como de variables relacionadas con la persona asegurada, como edad y género.

Recomendaciones antes, durante y después de comprar este seguro

Para vehículos nuevos, se recomienda validar que el valor asegurado corresponda al precio de la factura del concesionario o vendedor.

Existen revistas y medios especializados donde el asegurado puede consultar el valor comercial de su vehículo, para conocer el valor promedio por el cual se puede asegurar; sin embargo, las compañías de seguros hacen una revisión técnica antes de expedir la póliza, por lo que se recomienda mantener el automóvil en buen estado para que el valor asegurado corresponda al valor comercial, así se protege el patrimonio.

Es muy importante respetar las normas de tránsito para prevenir accidentes y parquear el vehículo en lugares permitidos para evitar el riesgo de hurto. Se debe tener en cuenta que los seguros tienen un deducible, es decir, el asegurado asume una parte de la pérdida, así que «ahorrar» en parqueadero puede resultar muy costoso, pues el vehículo queda expuesto y los delincuentes siempre están al acecho.

En caso de accidente de tránsito, se debe verificar si hay heridos en el evento; de ser así, hay que solicitar una ambulancia y la presencia de la autoridad en el lugar de los hechos. Es importante dar aviso de inmediato a la aseguradora, quien facilitará un abogado que acompañará al conductor durante el trámite que deberá realizar la autoridad de tránsito.